Probablemente el fotografiar niños es una de las actividades fotográficas más complicadas por la naturaleza inquieta de los infantes, por lo que lograr tomas nítidas y con buenos encuadres requiere de una técnica depurada y ganas de divertirte en el intento.


Si bien es cierto que hay muchas cosas que escapan a tu control para lograr las fotografías deseadas, existen muchos detalles que observar para captar bellas imágenes, con una composición y nitidez dignas de un profesional.


Entre los principales consejos que podemos darte están:

- Ten paciencia

- Busca la luz. Aprovecha locaciones con buena iluminación, o acércate a una ventana.

- No pidas que sonrían, mejor hazlos reír.

- No les fuerces a nada. Mejor deja que se muevan con naturalidad.

- Procura capturarles en momentos cotidianos.

- Ponte a su altura para retratarlos.

- Busca locaciones adecuadas para lo que quieres retratar.

- Procura que el fondo no distraiga la atención, recuerda que los protagonistas son los peques, no los juguetes o decoraciones alrededor.

- Busca distintos ángulos de disparo.

- Activa el estabilizador de imagen siempre que puedas.

- Utiliza velocidades de disparo rápidas o muy rápidas si hay mucha acción. El modo deportes es el que mejor captura la actividad de los niños.

- Ajusta la cámara en modo prioridad disparo, si hay mucho movimiento; o bien a modo prioridad enfoque si lo que buscas es mucha nitidez.

- Dispara una ráfaga para capturar mejor los gestos. Verifica que uses el formato JPG, ya que el RAW ralentiza la velocidad de ráfaga.

- Nunca dispares con flash cuando fotografíes bebés o niños muy pequeños.

- Con recién nacidos comienza la sesión con ropita y ve quitándola poco a poco. Recuerda tener la habitación a una temperatura confortable.

- Siempre la cámara preparada y a mano.


Recuerda que el fotografiar niños es una verdadera prueba de paciencia y perseverancia, pero cuando consigues las tomas deseadas tu sentimiento de felicidad no tiene comparación.

[[cms:companyname]] - fotos de niños